Borussia Dortmund – Wikipedia, La Enciclopedia Libre

Once años después, el Bayern volvía a ser favorito en una final de la máxima competición continental y, para más inri, la disputaba en casa. Su estadio es el Signal Iduna Park (históricamente, el Westfalenstadion), con capacidad para 81.365 espectadores (el mayor de Alemania), y está catalogado como estadio de máxima categoría por la UEFA. Otra vez tan cerca de la gloria, vislumbrando el dorado metal que compone la Copa del Mundo y otra vez regresando a Alemania con una insuficiente medalla de bronce colgando del pescuezo. Cuenta la leyenda que hubo un tiempo en el que tan sólo oír la palabra Alemania hacía temblar hasta a los conjuntos más poderosos del mundo. La tradición habla de una Alemania invencible, capaz de ganar a cualquiera. Para esta nueva temporada, en la que el Dortmund quiere volver a hacer grandes cosas, presenta una camiseta clásica en el que respeta el diseño tradicional del club, pero con detalles en honor a su afición. Con la llegada de Jürgen Klopp al banquillo del Signal Iduna Park las cosas empezaron a ir mejor para el club, ya que se logró la clasificación a la Liga Europea de la UEFA de la temporada 2009-10, al acabar en quinta posición en la liga.

Tras los fiascos de Francia’98 y la Eurocopa del 2000, Alemania se plantó en Corea y Japón sin el favoritismo de otras veces, lo cual les benefició, ya que sigilosamente fueron pasando rondas, superando a sus rivales hasta plantarse en la final ante la todopoderosa Brasil, muy superior durante los noventa minutos, lo que le sirvió para llevarse su quinta estrella. Diego Milito hizo trizas las esperanzas bávaras de levantar por quinta vez la ‘Orejona’. Pero siempre llega una primera vez para todos. Tras cambiar la segunda división inglesa por el Dortmund el pasado verano, Bellingham rápidamente se ganó una camiseta en los amarillos, sumando 46 apariciones. La camiseta de futbol Borussia Dortmund replica Segunda en cuestión presenta base negra con un bloque melange amarillo en la parte superior. El Dortmund recurrió a la Juventus para conseguir al defensa alemán Kohler. Este último lo ganó en 1997 en la final contra la Juventus de Didier Deschamps, la defensora del título. Pero este grupo de jugadores del Bayern y de Alemania está perdiendo el gen ganador que ha caracterizado tanto al club bávaro como a la Mannschaft. Desde que levantara la Eurocopa en Wembley en 1996, Alemania no ha vuelto a dar una alegría a su afición, a pesar de estar cerca.

Con este título se terminaba una era de crisis y resultados mediocres, para retornar a la élite del fútbol alemán. El fervor que hay en este club es increíble. Como habrás comprendido, el color tradicional de este emblemático club es el amarillo, acompañado del negro. La inversión de este último se divide en acciones. Después de este periodo tan exitoso el club consigue el tercer lugar en el año 2001, ganó la Bundesliga en el año 2002 después de remontar en las últimas jornadas la desventaja de puntos con respecto al Bayer Leverkusen, que había liderado toda la competición. Este hecho fue evidente en la temporada 1997-98, cuando se enfrentaron en los cuartos de final de la Liga de campeones, en una eliminatoria que todavía se recuerda en Alemania. Pero en semifinales, con un Westfallenstadion a reventar y a sólo un paso del cuarto título, camiseta dortmund Grosso y Del Piero echaron a Alemania de su propia casa en los últimos minutos de la prórroga.

En la actualidad, el club sigue luchando con el Bayern de Múnich cada temporada para ganar otro título de la Bundesliga y recuperar así el primer puesto del fútbol alemán. Así, estos son los colores utilizados por su proveedor de equipación Puma para las camisetas de fútbol de esta temporada 2019/20 del club BVB. Logo Puma en lado dercho del pecho y en las mangas. Dos años después, con un equipo parecido al del Mundial pero más maduro y capacitado para competir, se volvieron a plantar en una final, esta vez contra un equipo poco habituado a encontrarse por lides de semejante calado, España, y que no jugaba una final continental desde 1984. Lo cierto es que la superioridad técnica española desbarató las rudas costuras del conjunto de Joachim Löw y se llevó el triunfo y la copa a tierras ibéricas, con un solitario tanto de Fernando Torres en la primera parte. Glorioso día para nosotros, como también lo fue el 7 de julio de 2010, jornada en que ambas selecciones volvían a encontrarse, esta vez en Sudáfrica, luchando por un puesto en la final de Johannesburgo. El delantero Riedle se erige como el héroe de una final en la que el fútbol alemán sale engrandecido de la experiencia.

Cuando le gustó este artículo informativo y le gustaría recibir detalles sobre camisetas de futbol por favor visite nuestro sitio web.

Publicaciones Similares